Alimento nutritivo si los hay, proporciona energía, proteínas y micronutrientes a quiénes la consumen. Además, contribuye a reducir el hambre y la desnutrición en el mundo.

Su principal componente es el agua, contiene entre 68 y un 91 por ciento. La leche aporta proteínas de alto valor biológico e hidratos de carbono, fundamentalmente en forma de lactosa, además de grasas y minerales como calcio, fosforo, zinc y magnesio, así como vitamina D, A y del complejo B, especialmente la vitamina B12 y la riboflavina.

A continuación, te invitamos a descubrir los beneficios de consumir leche

Gran fuente de energía

La leche contiene lactosa y se comporta como un hidrato de carbono que genera energía ejerciendo un efecto beneficioso en la absorción intestinal de calcio y magnesio.

Huesos fortalecidos

La leche es uno de los productos que aporta una mayor cantidad de calcio. Tal es así, que previene de enfermedades comunes como la osteoporosis, una enfermedad que se caracteriza por la descalcificación de los huesos, o, por pérdida de masa ósea. Gracias a su contenido en vitamina D y en calcio, la leche ayuda a mantener los huesos fuertes y los dientes sanos.

Aumenta la masa muscular

La leche aporta carbohidratos, a través de la lactosa, y proteínas de buena calidad. Por tal motivo, se recomienda tomar leche después de un ejercicio intenso de fuerza, aportando los nutrientes necesarios para la regeneración y desarrollo de la masa muscular.

Regula la presión arterial

Los ácidos grasos omega-3 son beneficiosos para la salud cardiovascular, en especial para disminuir la tensión arterial.

Reduce el colesterol malo

De los ácidos grasos que contiene la leche, alrededor de una tercera parte está compuesta por ácido oleico. Los ácidos grasos monoinsaturados ayudan a reducir los triglicéridos y el LDL o «colesterol malo», así como con el aumento del colesterol bueno o HDL.

Intolerantes y alérgicos

Lógicamente, la leche se convierte en un alimento prohibido para aquellas personas que tienen alergia a sus proteínas o intolerancia a la lactosa, las que están en dietas vegetarianas o veganas o aquellas que pasan por un proceso patológico. Si bien no hay ningún alimento que sea similar nutricionalmente a la leche, la bebida de soja enriquecida, sea probablemente la que más se asemeja.  Aquellas procedentes de cereales, como la avena o el arroz, serán más ricas en carbohidratos, y las que proceden de frutos secos, como la almendra, tendrán más grasa.

En este post, te contamos que la leche es una gran fuente de vitaminas, energía y calcio con el que conseguiremos tener unos huesos fuertes y evitar enfermedades como la osteoporosis. ¿Vos incluís la incluís en tu dieta diaria?

Guía de Cocina Fácil on FacebookGuía de Cocina Fácil on InstagramGuía de Cocina Fácil on TwitterGuía de Cocina Fácil on Youtube
Guía de Cocina Fácil
Guía de Cocina Fácil
GuiadeCocinaFacil.com es la guía gastronómica más completa y con recetas fáciles para cocinar todos los días.