El coco es una fruta tropical, de pulpa blanca y con un aroma inconfundible. Crece en los cocoteros, la palmera más cultivada del mundo. Del mismo se puede beber el agua que guarda en su interior o bien comer su pulpa. Del coco y, mediante una serie de diversos procesos, se puede obtener aceite, manteca, leche y harina, y de las flores de la palmera, se saca el azúcar de coco. Se aprovecha prácticamente al 100% para usos culinarios y no culinarios. 

Cada 100 gramos de pulpa, el coco aporta 342 calorías, siendo una de las frutas más calóricas pero con un montón de propiedades nutritivas. Cuenta con vitaminas y minerales como potasio, fósforo, magnesio, hierro y vitaminas E, C y del grupo B en mínimas cantidades.

El consumo ocasional del coco y en cantidades moderadas, la Organización Mundial de la Salud lo recomienda para todos: niños, jóvenes, adultos, deportistas, embarazadas, lactantes y personas mayores.

Los beneficios principales de este fruto están en su semilla, la cual, cuando alcanza su madurez, contiene muchas vitaminas, minerales y nutrientes esenciales para nuestro organismo.

  • Es beneneficioso para el corazón: Beber agua de coco ayuda a reducir la presión arterial, disminuir los triglicéridos en los que padecen colesterol. Asimismo, tiene propiedades que ayudan a controlar los niveles de glucosa en sangre.
  • Es hidratante y nutritivo: El agua de coco es ligera, baja en grasas y azúcares en dosis moderadas, apenas aporta calorías y quita la sed. El agua de coco es una bebida isotónica natural.  
  • Ayuda a tener huesos y músculos fuertes: El coco es rico en potasio y otros minerales, como  hierro y calcio, el coco ayuda a mantener los huesos y músculos fuertes. Asimismo, el potasio es una sustancia importante para regular la forma en que los músculos se contraen al hacer deporte.
  • Es antioxidante. Algunos de los minerales (selenio y zinc) con los que está compuesto el coco, son unos antioxidantes maravillosos, se utiliza mucho para fabricar productos cosméticos.
  • Es energético: es ideal para consumir en un día agitado, días de mucho calor o de mucha actividad física. Es recomendable añadir el coco a batidos o smoothies.
  • Es desintoxicante. El coco limpia el riñón y es bueno para la higiene interna del organismo, es recomendable para los niños, porque contiene vitamina C, azúcar natural y muchos minerales. También alivia vómitos, gases y problemas urinarios.
  • Ideal para el reemplazo de la leche de vaca: en el caso de personas veganas o vegetarianas, la leche de coco es el sustituto perfecto para quienes buscan una opción a la leche de origen animal.

Ya te contamos los múltiples beneficios y propiedades del coco, este superalimento es ideal para incorporarlo en tu dieta diaria.

Guía de Cocina Fácil on FacebookGuía de Cocina Fácil on InstagramGuía de Cocina Fácil on TwitterGuía de Cocina Fácil on Youtube
Guía de Cocina Fácil
Guía de Cocina Fácil
GuiadeCocinaFacil.com es la guía gastronómica más completa y con recetas fáciles para cocinar todos los días.