¿Querés hacer milanesas o bombas de papa que no lleven pan rallado? Ya sea porque tenés intolerancia al gluten o simplemente querés comer más sano, te contamos algunas ideas saludables y nutritivas a la hora de rebozar tus comidas.

Avena

La avena es ideal para utilizar en lugar del pan rallado. La misma aporta hidratos de carbono y fibra soluble. Te recomendamos elegir aquella que sea arrollada extra fina y pasarla previamente por el colador para sacarle el exceso de polvillo evitando queden amargas tus comidas.

Harina de arroz

Es una alternativa derivada de la molienda del grano de arroz, libre de gluten. Hay variedades de arroz integral o blanco y con certificación libre de TACC, necesaria en caso de personas celiacas. Es una alternativa muy sabrosa y queda muy bien en cocciones al horno.

Polenta

La polenta o harina de maíz también tiene su uso como rebozador. Dentro de sus ventajas, encontamos que es fuente de hidratos de carbono complejos de absorción lenta, proteínas, minerales, fibras y, lo mas importante y saludable, es que no contiene gluten. Por su textura, tus platos quedaran super crujientes.

Semillas

Son pequeños superalimentos llenos de nutrientes (como omega 3, omega 6, fibras, proteínas, y calcio), que aportan una crocancia y mucho sabor. Las variantes son infinitas, podes elegir de sésamo, girasol, lino o amapola. Se suman a la cocción, previamente activadas o remojadas en agua durante ocho horas o molidas, sin tostar, para evitar que se quemen. Y lo mejor es que con el calor, desprenden sus aceites naturales. También podes optar por incorporarlas en un rebozador, como harina de arroz o avena. También se pueden mezclar con frutos secos procesados (como almendras, nueces, castañas o maní).

Fariña

Es la harina obtenida de la mandioca, un tubérculo que luego de secado se muele hasta lograr la textura más fina. Al cocinarse, queda dorado y súper crocante. Un nuevo sabor gluten free.

Pan rallado integral

El pan rallado integral se obtiene del pan seco. Si querés realizarlo de manera casera, se hace con el pan integral consumido habitualmente. Sino, lo conseguís en almacenes naturales y dietéticas.

Panko

​El panko, utilizado en la cocina japonesa, es cada vez más usado en todo el mundo. Aporta un toque crujiente a empanados y rebozados que no se consigue con el tradicional pan rallado, consiguiéndose platos menos calóricos y más livianos. Se elabora únicamente con la miga de pan y tiene una textura suave, aireada y crocante, absorbiendo menos aceite en la cocción y resulta más digestivo.

Cualquiera de estas alternativas se consiguen en supermercados o comercios naturales y son ideales para preparar pescados, carnes, pollos o vegetales como, por ejemplo, berenjenas, zapallitos, zuchinis, etc.

Una vez listos, se pueden cocinar en el horno hasta que estén bien dorados. También podes optar por freirlas, el aceite debe estar bien caliente.

¿Qué rebozador vas a usar para tus próximas milanesas?

Guía de Cocina Fácil on FacebookGuía de Cocina Fácil on InstagramGuía de Cocina Fácil on TwitterGuía de Cocina Fácil on Youtube
Guía de Cocina Fácil
Guía de Cocina Fácil
GuiadeCocinaFacil.com es la guía gastronómica más completa y con recetas fáciles para cocinar todos los días.