El jengibre aparte de ser una raíz con beneficios increíbles para la buena alimentación, contiene propiedades curativas, sin olvidar que es un excelente analgésico. Su sabor es picante y penetrante por lo que debe utilizarse con moderación; es difícil mantenerlo fresco por mucho tiempo, te recomendamos comprarlo en cantidades pequeñas.
Ya seca, la raíz puede machacarse para hacerla polvo y entonces sí consérvala. Busca siempre una pieza gruesa, que esté firme al tacto y no tenga áreas blandas.


Propiedades y beneficios del jengibre

1- Jengibre para los problemas digestivos
Los compuestos fenólicos del jengibre ayudan a aliviar la irritación gastrointestinal, estimulan la producción de saliva y la bilis y suprimen las contracciones gástricas y el movimiento de alimentos y líquidos a través del tracto gastrointestinal. En resumidas cuentas favorecen la digestión y evitan la aparición de efectos secundarios relacionados con la mala absorción de los alimentos.


2- Jengibre contra las náuseas
Masticar jengibre crudo o beber té de jengibre es un remedio casero común para las náuseas que sufren, por ejemplo, las mujeres embarazadas. Consumir jengibre evita las náuseas y la ganas de vomitar, incluso en forma de caramelos o pastillas.
Cuando hace frío, beber té de jengibre (podemos añadirle miel) es una buena forma de mantenerse caliente. Es diaforético, lo que significa que promueve la sudoración, por lo que trabaja para calentar el cuerpo desde dentro.


3- Jengibre para la reducción del dolor
Un estudio llevado a cabo en la Universidad de Georgia (EEUU) con 74 voluntarios y publicado en la revista The Journal of Pain, concluyó que la administración diaria de suplementos de jengibre redujo el dolor muscular inducido por el ejercicio en un 25%. También se ha descubierto que el jengibre reduce los síntomas de dismenorrea (dolor severo durante un ciclo menstrual). En otro estudio, el 83% de las mujeres que tomaron cápsulas de jengibre consiguieron mejorías en los síntomas del dolor menstrual en comparación con el 47% de las que recibieron un placebo.


4- Jengibre contra la inflamación
El jengibre se ha utilizado durante siglos para reducir la inflamación y tratar las condiciones inflamatorias. Un estudio publicado en la revista Cancer Prevention Research descubrió que un suplemento de raíz de jengibre administrado a un grupo de participantes voluntarios redujo los marcadores de inflamación en el colon en aproximadamente un mes. Los investigadores del estudio explicaron que al disminuir la inflamación, el riesgo de cáncer de colon también disminuía. El jengibre también ha demostrado ser un remedio prometedor en los ensayos clínicos para tratar la inflamación asociada con la osteoartritis.


5- Jengibre para mejorar la circulación
La raíz de la planta del jengibre puede consumirse fresca, en polvo, secada como especia, en forma de aceite o incluso como zumo. El jengibre pertenece a la familia del cardamomo y la cúrcuma, y se produce en la India, Jamaica, Fiji, Indonesia y Australia.


6- Jengibre afrodisiaco
La mejor circulación y flujo de la sangre, la estimulación que el aroma y el sabor del jengibre proporcionan y la mayor sensibilización de las zonas erógenas hacen de esta planta un afrodisiaco natural cuyos efectos se pueden notar rápidamente. Además, su acción inflamatoria ayuda a relajar los músculos y reducir la tensión del cuerpo.


7- Otros beneficios asociados al jengibre
A todo lo dicho hay que añadir que el jengibre ha demostrado ser un alimento efectivo a la hora de acelerar el metabolismo, prevenir enfermedades cardiacas, combatir las migrañas, actuar como relajante muscular, disminuir la congestión y reforzar las defensas del organismo.

Conocías todos los beneficios del jengibre, contanos.

Guía de Cocina Fácil on FacebookGuía de Cocina Fácil on InstagramGuía de Cocina Fácil on TwitterGuía de Cocina Fácil on Youtube
Guía de Cocina Fácil
Guía de Cocina Fácil
GuiadeCocinaFacil.com es la guía gastronómica más completa y con recetas fáciles para cocinar todos los días.